Tomar el bus adecuado: ¡yes we can!

Retrospectiva sobre una elección técnica muy pensada.

Empezó con el desarrollo de la gama I 400 y la elección de un diseño alrededor de una estructura modular y de una arquitectura distribuida que implicaba la implementación de una red.

CAN_bus1

Un estudio comparativo de las diferentes soluciones disponibles en el mercado nos indujo a elegir el bus CAN.
El bus CAN fue desarrollado para las aplicaciones automóviles.
Las normas anti-contaminación, la seguridad y el bienestar de los usuarios causan un aumento constante de las funciones presentes en los vehículos y una necesidad de compartir e intercambiar datos entre los diferentes sistemas.

CAN_bus2

 

  • CAN está integrado en numerosos microcontroladores, ya que su coste de implementación es muy bajo.
  • Los mecanismos que garantizan la integridad de la transferencia de datos son integrados en el hardware (proceso de reinterogación/retransmisión automáticas).
  • Con su capa de software CANOpen es un verdadero bus de terreno.

En cuanto a los instrumentos destinados al uso comercial, la encriptación de los datos intercambiados sobre la red permite la desconexión/reconexión de los módulos sin rompimiento de empotramiento.

Se ha utilizado esta posibilidad en las balanzas integradas a los cajeros postales.

Estos instrumentos se componen de 3 módulos interconectados:

  • Un transmisor.
  • Un display numérico para el empleado del correo, atado a la balanza.
  • Un display gráfico distante para el cliente, colocado sobre el cajero, que constituye la indicación principal del instrumento. Este display se puede conectar durante la instalación para facilitar las operaciones de cableado.

CAN_bus3