Enseñanza extraída:

LAFARGE apuesta sobre la innovación con PRECIA MOLEN, para optimizar el tratamiento de los granulados.

Verdadera vitrina de la experiencia del grupo Lafarge, la cantera de Signes (83) se distingue de los otros sitios del grupo en el mundo, por la estrategia de innovación aplicada para maximizar el tratamiento de los granulados. Su originalidad reside, entre otras, en la utilización de soluciones automáticas de carga de camiones, aprobadas para las transacciones comerciales. Las mismas permiten tomar en carga el tráfico importante del sitio reduciendo el tiempo de carga. Seleccionadas en los términos de una licitación lanzada en 2011, las soluciones de Precia Molen, especialista del pesaje industrial y comercial, han sabido responder a las necesidades expresadas por un pliego de condiciones muy riguroso, que preveía en particular la interfaz con la aplicación “Quartz”, propiedad del Grupo Lafarge.

Un sitio precursor, único en el seno del grupo Lafarge

Con una superficie total de 73 hectáreas, de las cuales 33 exclusivamente dedicadas a la extracción, este yacimiento calcáreo está destinado para producir gravillas y arena para el cemento BPE o para los productos de carretera.

El método tradicional de carga consiste en multiplicar la cantidad de puentes basculantes a la salida y la cantidad de participantes (agentes de recepción, agente báscula…) para realizar la carga. No obstante presenta algunos inconvenientes ya que somete los equipos a fuertes cadencias durante todo el intervalo horario de abertura del sitio y genera filas de espera que provocan un enlentecimiento de las rotaciones de los camiones.

Vista general del puesto de cargaEn Signes, se ofrecen dos alternativas a los conductores de camiones: una carga con la cargadora o completamente automatizado, mediante 7 básculas transportadoras ‘BT’ que aseguran el pesaje comercial en continuo y la salida del almacén automática.


Un puesto de carga automático, por pesaje continuo, mediante una báscula transportadora en metrología legal.

Infraestructura mecánica tipo BTEl chofer presenta una identificación RFID al terminal de carga que asegura el control de coherencia entre el punto de carga y el producto a cargar, calcula el peso neto a cargar en función de la tara conocida y del PTAC autorizado.
Cuando el chofer se dirige hacia la tolva de carga especificada, vuelve a identificarse, lo que inicia el ciclo de llenado, se para cuando se alcanza el peso objetivo y se activa la impresión de un ticket de pesada.

El chofer obtiene entonces su factura de entrega en un puesto remoto, equipado con una impresora red. El chofer puede salir del sitio sin necesidad de pasar por el puente báscula de salida.

La báscula transportadora BT se revela una solución original para la gestión del producto a granel. Se puede utilizar en pesaje interno o en transacción comercial Clase 0.5, precisión +/- 0.25% o Clase 1, precisión +/- 0.5%. Se declina de banda 400 mm entreje 1.2 m hasta banda de 1800 mm entre-eje 5 m y cubre una gama de caudal de algunos t/h hasta 1 200 t/h.

Para los conductores que no deseen utilizar el modo automático, la carga puede efectuarse en la cargadora y su pesada asegurada mediante puentes básculas Entrada/Salida. A la salida, los agentes báscula ayudan a los choferes a imprimir su FE.

Los choferes plebiscitan la carga automática

BasculeGracias al puesto de carga automático, el ciclo se realiza solamente en 10 minutos contra más de 40 minutos con una intervención humana. Después de su puesta en servicio efectiva en octubre de 2012, cerca del 90% de los choferes seleccionan este modo de carga que le permite, limitando y racionalizando su presencia en el sitio, economizar tiempo y mejorar su productividad.

Otra ventaja de importancia en términos de calidad de servicio, el pesaje certificado suministra igualmente la cantidad esperada evitando los riesgos de sobrecarga o de sub-carga.


“Este proyecto de envergadura necesitó un enfoque global y no se hubiese logrado sin las competencias profesionales transversales y técnicas en el seno de Lafarge y de Precia Molen. El ‘todo automático’ implica una evolución tanto en las mentalidades como en el perfil de los agentes para que los mismos puedan aprender todos los aspectos técnicos de este tipo de carga. Ahora bien, los beneficios son rápidos y significativos. De esta forma mejoramos nuestra capacidad para explotar nuestro sitio de producción” comenta Thierry Marchand, jefe de proyecto Lafarge Granulats sur.